Noticias
 
Documentos
 
Movimiento obrero
 
Ediciones Anteriores
 
Fotos
 
Textos y notas
 
Solidaridad
 
Contacto
 
Inicio
 
Tapa ultima edición
 

Brukman: orgullosas de su lucha

Ante el debate abierto en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires acerca de la expropiación de nuestra fábrica, las obreras y obreros de Brukman queremos expresar que:

1) Estamos orgullosas de ser un ejemplo de lucha de los trabajadores argentinos. Cuando el patrón corrupto abandonó la fábrica, nosotros la ocupamos y la pusimos a producir bajo nuestra gestión, tomando cada decisión en asamblea. Así defendimos nuestros puestos de trabajo, garantizamos nuestro sueldo y sumamos más trabajadores.
2) En un año y medio de lucha nos desalojaron dos veces y dos veces recuperamos la fábrica. Pero hace un mes atrás el gobierno, la justicia y la policía federal organizaron un operativo secreto para desalojarnos y luego reprimirnos brutalmente cuando quisimos volver a entrar acompañados por miles de compañeros.
3) Por la firmeza de nuestra lucha y el apoyo masivo de toda la comunidad logramos que en la Legislatura comenzara a tratarse la expropiación de Brukman: en la Comisión de Desarrollo Económico existe un proyecto de expropiación transitoria del edificio y definitiva de las máquinas, presentado por el diputado Rodríguez del PJ.
4) Para nosotros la solución de fondo pasaba por la estatización bajo control obrero porque creemos que nuestra fábrica debe ponerse al servicio de la comunidad, creando nuevos puestos de trabajo y produciendo en función de las necesidades de todo el pueblo (como hicimos con el «maquinazo» para los inundados de Santa Fe). Pero los legisladores nunca quisieron tratar esta propuesta. Como no somos intransigentes, en octubre del año pasado, junto a nuestras abogadas, presentamos un proyecto que contemplaba 4 puntos indispensables para mantener lo que habíamos conquistado con la lucha. Dijimos que estábamos abiertos a la forma legal que fuera necesaria, incluso la cooperativa, y, para no terminar llenos de deudas y superexplotados por nosotros mismos, pedíamos la expropiación definitiva del inmueble y las máquinas, subsidio del estado para aumentar y diversificar la producción tomando más trabajadores, una garantía salarial y ser considerados proveedores del estado. Pero tampoco quisieron debatir estos puntos.
5) Para nosotras volver a recuperar la fábrica es un paso necesario para seguir avanzando en una solución de fondo. Nunca nos negamos a negociar pero manteniendo firme lo que consideramos que son nuestros derechos elementales. Por eso al proyecto que hay en la Legislatura propusimos incorporarle un subsidio de $ 150.000, una garantía salarial y el ser considerados proveedores del estado. Sabemos que la diferencia con nuestro proyecto es grande, porque en dos años tendremos que enfrentar la compra o alquiler del inmueble. Pero como contempla una parte de nuestros reclamos, estamos dispuestos a aceptarlo para poder volver a trabajar en la fábrica y desde allí seguir peleando por nuestras reivindicaciones.
6) Sabemos que una fábrica no puede salvarse sola mientras el país se hunde en la desocupación y la miseria, y parte de esto será retomar la lucha por la estatización bajo gestión obrera. Por eso desde el primer momento nos unimos a las asambleas barriales, a los distintos movimientos de desocupados, estudiantes, vecinos, independientes y a todos los trabajadores en lucha. Junto a las fábricas recuperadas como Zanon, Coop. El Aguante, Chilavert, Ghelco, Grissinopoli, Lavalán, el ex - Supermercado Tigre y otras, los organismos de derechos humanos y otras organizaciones sociales fuimos organizando, participando y haciendo crecer los Encuentros de Fábricas Ocupadas y escribimos el periódico Nuestra Lucha para llegar a todos los sectores y trabajadores, junto con Zanon, el Tigre y la Asociación Madres de Plaza de Mayo. Creemos que es necesario realizar un gran Congreso Nacional de Ocupados y Desocupados y construirlo entre todos y en igualdad de condiciones. Nos movilizamos a la CTA buscando la unidad y pidiendo un paro nacional con un plan de lucha con cortes de ruta, accesos a la Capital, obstaculizando la salida de la producción de los centros industriales y las grandes empresas. También seguimos reclamando por la libertad de los piqueteros de Salta, por trabajo genuino, por aumento de salarios y del monto de los planes. Defendemos este camino y lo vamos a profundizar, y llegar hasta una huelga general.
Volver a la fábrica es nuestro objetivo prioritario en lo inmediato para resolver el problema de nuestro trabajo. Para eso tenemos que mantenernos firmes y unidos, debatiendo profundamente cada paso en asamblea, escuchando todas las opiniones, la de nuestras abogadas y los sectores que nos apoyan.
Por este camino de lucha, el de las obreras sin patrones, vamos a seguir aportando nuestro granito de arena para que los trabajadores dejemos de ser esclavos. Nos comprometemos a corresponder la enorme solidaridad que hemos recibido de los trabajadores desocupados y ocupados, las asambleas barriales, el movimiento estudiantil y los partidos de izquierda, buscando todas las formas de organizarnos en común para transmitir nuestra experiencia y para seguir luchando para unir a los trabajadores y terminar con esta situación de desocupación y hambre a la que nos condenan el sistema y sus políticos.

Buenos Aires, 16 de mayo de 2003

Trabajadoras y trabajadores de Brukman