Ultimas Noticias
 
Documentos
 
Movimiento obrero
 
Ediciones Anteriores
 
Fotos
 
Textos y notas
 
Solidaridad
 
Contacto
 
Inicio
 
Tapa ultima edición
 

Zanon

Dos años luchando por nuestras fuentes de trabajo

Han pasado dos años desde que un grupo de obreros argentinos no quisimos pasar a formar parte de la gran desocupación que estaba asechando a nuestro país, en Octubre del 2001, y como una manera de buscar una solución más rápida a nuestro conflicto, tomamos la fábrica.

Este conflicto comenzó con la quita de todos los derechos que nos correspondían, los cuales fueron ganados a través de los años, como ser la enfermería, transporte, comedor y sobre todo la paga de nuestros sueldos, todo como una maniobra esquematizada que venían emprendiendo los empresarios de nuestro país, con todas las facilidades que le dan nuestros gobernantes para poder quebrar sus fábricas, de ese modo evitar los impuestos, con total impunidad.

Desde un principio tuvimos siempre el apoyo de la comunidad para poder subsistir esos cuatros meses que fueron a puro pulmón y solidaridad, de todos nuestros vecinos, que con una moneda o un alimento, ayudaban a que esta lucha, que recién empezaba, no se cayera por hambre, cualquier cosa era buena para poder sostenerla, así lo entendieron los vecinos de nuestra comunidad.

Era muy duro ver la cara de nuestros compañeros más viejos quienes tomándose la cabeza decían... "¿por qué a nosotros o no es acaso, que no le dimos todo a este hijo de puta?, ¿No dejamos nuestras vidas para que le vaya bien?... y nos paga de esta manera, dejándonos en la calle, y a estos jóvenes con sus familias recién formadas ¿qué van hacer si no hay trabajo para nadie?, Mis compañeros de 40 años y más, que ya son viejos para trabajar en este país... ¿qué va a pasar con todos y cada uno de ellos?."

No solo el hambre había que resistir, sino también los ataques recibidos por personas que vieron en nosotros un mal ejemplo a seguir, pero eso nos hacía más fuertes y unidos, por ejemplo en la represión con posterior cacería, que tuvimos en los últimos días de noviembre de 2001, donde nos reprimieron por el término de 3 horas persiguiéndonos por las calles de Neuquén, cualquiera que tenía camisa marrón era considerado ceramista y terminaba detenido trabajara o no en la fábrica.

Otro ataque fue cuando después de tomar la decisión en asamblea de poner la fábrica en producción, dos de nuestros compañeros fueron secuestrados, robándole a ellos los sueldos que teníamos que cobrar ese fin de semana, y a uno de ellos el robo de su vehículo particular.

Los ataques de siempre con las ordenes de desalojos, llegadas desde Buenos Aires, enviadas por el juez que tiene la causa de la convocatoria de acreedores, las cuales una por una fueron volviendo hacia atrás por diferentes motivos, y como en la ultima, que tuvo lugar en este año, para ser más exacto el 8 de Abril del 2003, donde cerca de cinco mil personas se reunieron delante de la planta para evitar la quinta orden de desalojo.

Cuando se inició la producción se vio la necesidad de tomar nuevos compañeros a trabajar, estos compañeros que ingresaban eran integrantes de diferentes movimientos de desocupados de Neuquén, los primeros puestos eran solo diez, al día de hoy llegan a ser cerca de 100 nuevos compañeros trabajando con nosotros.

No debemos olvidar las donaciones a diferentes hospitales, escuelas, y otras entidades, que ayudan a la sociedad neuquina, todo esto como una devolución a tanta generosidad y solidaridad, brindada por nuestra comunidad hacia nosotros.

También fueron muchas las visitas durante estos dos años, venidas de distintas partes del mundo, entre ellos personalidades, tales como, Hebe de Bonafini, James Petras, Osvaldo Bayer, Naomi Klein, la Bersuit, León Gieco, Víctor Heredia, etc., todos ellos y muchos más vieron en nosotros un ejemplo de lucha, Hebe decía: "estoy en una fábrica, llena de vida, y en ustedes veo a mis hijos desaparecidos, que peleaban por tener una sociedad más justa, y como lo demuestran ustedes, sin patrones la fabricas funcionan pero sin los obreros no..."

Han pasado muchas cosas en estos dos años de lucha, seguro estoy obviando detalles trascendentales, que conciernen a este conflicto, pero sé que cada cosa que nos paso, cada marcha, cada rechazo a las órdenes de desalojos, las visitas, el incremento de la producción en estos últimos meses, los nuevos puestos de trabajo, cada uno de nuestros viajes (a Italia, Brasil, Venezuela) difundiendo nuestra lucha, hacen que los obreros de Zanon tengamos un nombre propio, un nombre que nos dio la lucha y que cada cosa que hicimos y que hagamos, los hacemos con todo lo que tenemos, FUERZA Y UNIDAD.

Por eso en estos dos años muchos de nosotros hemos vuelto a nacer siendo otras personas, ahora levantemos en nuestra imaginación nuestra copas para brindar por un nuevo aniversario y por muchos más, y como decimos nosotros, UNIDAD, ORGANIZACIÓN Y LUCHA, desde la fabrica donde se trabaja y se lucha, los obreros de Zanon les decimos gracias por acompañarnos.